Skip navigation

QUE ES LA TECNOLOGIA VERDE?

El concepto ha evolucionado con el tiempo, adaptándose a los cambios de las necesidades tecnológicas de los países del sur. En Canadá, como en el resto de los países del norte, el concepto engloba nociones de limpieza o de recuperación; se corrigen errores o se trata de evitar repercusiones negativas sobre el medio ambiente. En los países que no han sufrido los embates de la contaminación industrial, las tecnologías verdes representan sobre todo un enfoque basado en la fabricación de un producto comercial, con una óptica no solamente económica, sino también ambiental, social y cultural.

En la actualidad los procesos tecnológicos verdes están formados por simpatizantes, afines e interesados en la Industria verde y en la informática en general, los cuales están po niendo en marcha la línea política de los verdes en temas de sociedad de la información, tecnología y conocimiento abierto.

Unificar la informática y el ecologismo parece complicado, incluso en ocasiones para los propios Verdes. Porque ¿qué tiene la informática de verde? Pues, en realidad, mucho. De hecho, la fabricación de ordenadores es, por desgracia, un sector muy contaminante, y ya es hora de empezar a frenarlo. La construcción de un sólo portátil consume dos toneladas de recursos y los residuos generados alcanzan el 4% del total en Europa. Los ordenadores, además, están llenos de substancias tóxicas (dioxinas, cadmio, plomo) y toda esta basura va a parar… al tercer mundo como nuestro pais.

Por lo cual debemos ser conscientes del impacto ambiental que supone la fabricación de ordenadores y su consumo, y por tanto hay que exigirles a los fabricantes una mayor eficiencia energética en los dispositivos que fabrican. Es importante también que inviertan todo el dinero necesario en I+D, en buena investigación y en buena ingeniería, para poder comercializar equipos altamente eficientes. Además, ya no es razonable que los ordenadores contengan ningún tipo de sustancia tóxica. Como remate, todo el material con el que se han hecho ha de ser reciclado.

Las computadoras profesionales tienen una vida media que oscila entre los dos y los tres años. Pasado ese tiempo, las empresas tienden a deshacerse de ellas. Hay problemas con las fuentes de alimentación, fallos en el disco duro o prestaciones que se han quedado claramente cortas. En el hogar las cifras no son las mismas, pero también renovamos los equipos a los pocos años de estrenarlos.

residuos_tecnologico

El consumo energético de los equipos se ha convertido en una característica clave, sobre todo en los servidores, que normalmente se agrupan en granjas donde el calor excesivo obliga a instalar también potentes sistemas de refrigeración. La subida del precio del petróleo obliga a las compañías a buscar equipos cada vez más frescos y que consuman menos electricidad.

En los últimos tiempos, la concienciación sobre el medio ambiente parece que ha cobrado importancia, no sólo a nivel individual, sino también para las empresas. El “movimiento verde”, que tuvo su origen en los años 60, se ha convertido últimamente en un tema de gran relevancia. EDS propone ocho formas para reducir el impacto medioambiental de la informática durante el 2008. Virtualizar los servidores. La primera opción es cambiar de la idea de “una aplicación , un servidor” que tienen muchas empresas. La virtualización de los servidores permite que múltiples aplicaciones operen de forma segura con el mismo servidor físico. Apagar los servidores que no se usen. Lo mejor para ahorrar energía es no utilizarla. Servidores y discos duros deberían estar encendidos sólo cuando son necesarios, de forma que éstos puedan conectarse directamente en cuanto que un incremento de la demanda lo requiera. Utilizar técnicas de ahorro de energía. La tercera opción es emplear las técnicas de ahorro de energía aplicadas hoy en día a los ordenadores portátiles. Cuando la demanda lo permita, las organizaciones deberían programar los servidores para que funcionen a una velocidad inferior a la normal, con la consiguiente reducción en el consumo de energía. Optimizar las aplicaciones. Un software ineficiente o que produce poco valor de negocio debería ser reducido, optimizado o eliminado. Mantenimiento riguroso. El quinto requisito no sólo es fundamental, sino también fácilmente alcanzable. Los gestores de los centros de datos pueden mejorar la eficiencia de sus capacidades mediante un riguroso mantenimiento que asegure que todos los equipamientos están operando al máximo de su eficiencia. Cambiar hacia CPUs multi núcleo. Gracias a sus requerimientos de voltaje inferior, las nuevas CPUs multi-núcleo funcionan con mayor eficiencia. Prestar atención a las operaciones de las infraestructuras. Cuando una empresa se fija en el coste total de propiedad y los costes de electricidad exceden el coste de compra de un servidor, la ecuación se inclina a favor de una mayor eficiencia y rigor, algo tan positivo para el medio ambiente como para las cuentas de la empresa. Inviertir en “ser verde”. El mundo verá una explosión de tecnologías de la información que se irán desarrollando según nos movamos a un régimen de menor consumo energético en edificios nuevos y antiguos en los próximos años. Las ventajas de consumir menos electricidad reducen los costes estructurales y el carbono en la atmósfera, lo que es bueno para el negocio y para el planeta.

2551352393_cb27085c92

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: